Anécdota: hace un tiempo iba camino a la universidad y como es de rutina, me subí al metro y tomé el libro que llevaba leyendo hace un par de días y lo abrí, comencé a leer y un par de estaciones más allá se subió un joven con un kindle (una tableta para leer e-books). Cuento corto, me percato que otra persona que iba frente a nosotros nos toma una foto y como soy bastante curioso, alcanzó a ver en su celular la imagen que había tomado, en verdad se veía chistoso una persona con un libro y una con un kindle justo al lado, como lo antiguo y lo nuevo, lo análogo y lo digital. No se que pensaran ustedes pero yo no puedo dejar de lado los libros físicos, sus portadas, el olor de las hojas, la textura, los colores. No existe forma que algún día tome una de esas tablets y me sienta cómodo leyendo de ellas y dando vuelta páginas con un click. Vivan los libros físicos 🙄🙂

Seguir leyendo